Cómo cerrar exitosamente tu próximo gran negocio [3 claves]

3 minutos de lectura

En B2B no hay fórmulas mágicas para cerrar negocios exitosamente, además es un entorno más complejo y exigente que no da cabida para la improvisación.

Es por eso, que aquí te contamos 3 claves fundamentales para ser más efectivos y lograr el éxito en tus negociaciones.

1. ¡Conoce los intereses de tu cliente!

como-cerrar-exitosamente-tu-proximo-gran-negocio

Cuando estás negociando con una empresa, es importante que conozcas a tu cliente como persona. Es fundamental que entiendas su situación, ¿por qué haría una negociación con tu empresa?, ¿cuáles son sus necesidades puntuales? y ¿cómo puedes solucionarlas con tu propuesta de valor?.

Identifica sus temores y dolores de cabeza y así podrás ver desde las gafas de tu cliente; recuerda que en B2B cada empresa es un mundo diferente y tiene situaciones específicas por resolver.

2. ¡Prepara un discurso potente!

como-cerrar-exitosamente-tu-proximo-gran-negocio

¿Cómo entregarle valor al cliente?

No te enfoques en tu empresa, construye un discurso que resuene con los intereses del cliente, enfócate en solucionar sus dolores.

Sé convincente con tus ideas. Un discurso poderoso podrá evidenciar tu propuesta de valor y te ayudará a lograr una negociación exitosa.

Genera confianza y seguridad mostrando resultados. Los casos de éxito, proyectos o empresas con quienes has trabajado, son un recurso tangible para que el cliente conozca tu trayectoria y se identifique con experiencias similares. Además, esta información respalda tu marca y experiencia en el mercado B2B.

Asegúrate que tu presentación comercial sea ganadora, recuerda que si cuentas con una presentación efectiva y creas un discurso potente tienes el poder de cerrar grandes negocios. 

3. ¡Sé contundente en tu primer reunión comercial!

como-cerrar-exitosamente-tu-proximo-gran-negocio

El cierre de la primera reunión comercial es un gran reto, porque influye en que la negociación avance o se quede solo en un primer encuentro.

Para garantizar una reunión exitosa, es importante que conozcas muy bien tu producto o servicio, pues te permitirá reflejar seguridad y confianza en la negociación.

Esta es la oportunidad para proponer una solución a los problemas del cliente, -haciendo match entre sus intereses y necesidades con tu oferta de valor-. Gestiona un próximo encuentro para mostrar tu propuesta de trabajo, recuerda que es clave no dejar pasar mucho tiempo, pues se reduce el éxito de conversión. (En otra entrada del blog, te contaremos las razones).

Lo ideal es que tu propuesta de trabajo sea tan ganadora como tu primera reunión comercial, enfócate en mostrar resultados tangibles que tengan la capacidad de disminuir el riesgo percibido para la empresa, que te permita llevar este primer encuentro al siguiente nivel.

Por: Paula Trespalacios - Vatium