Branding B2B Para Discursos Comerciales Ganadores [3 factores clave]

“En B2B el branding es irrelevante”, “En B2B la marca no sirve”, “En B2B la mayoría de las decisiones de compra son totalmente racionales”; con estas percepciones nos encontramos a diario en los entornos business-to-business. Pero, ¿Esto es cierto?

b2b-presentaciones-efectivas-branding-b2b-discurso-comercial.jpg

Las marcas no se construyen de la noche a la mañana, pues entendemos que van más allá de sus activos tangibles, ya que buscan manifestar una promesa de valor que sea determinante para sus públicos de interés. En business-to-business, encontramos diferentes roles del comprador B2B colombiano, entre estos el Receptivo al Branding. Estas personas además de valorar atributos tangibles (características, funcionalidad, beneficios, precio, servicio y calidad), también valoran aquellos intangibles como la reputación de la compañía y el producto o servicio.

Así, el branding en B2B es clave para desarrollar discursos comerciales exitosos que faciliten el cierre de grandes negocios. Aquí te contamos 3 aspectos clave para lograr que el poder de tu marca determine el éxito de tus negociaciones.

1. ¡Se superior a tus competidores!

¿Quieres que tu marca sea conocida o sea una de muchas?

Si tienes una marca fuerte, ofreces a las empresas mayor credibilidad en comparación con las marcas desconocidas. Por lo general, puede suceder que el producto y/o servicio que ofreces sea más factible de “imitarse o replicarse” con facilidad, pero el branding B2B te permite desarrollar y comunicar beneficios realmente diferenciadores en mercado que suelen ser decisivos durante los procesos de compra de las empresas.

Si en este momento tu marca es una de muchas, es un buen momento para redefinir tu propuesta de valor, qué te hace diferente de tu competencia, por qué elegirían tu marca y no otra. Así podrás tener una ventaja competitiva en las negociaciones empresariales.

2. ¡Construye una marca fuerte!

Construir una marca fuerte no sucede de la noche a la mañana, muéstrale a otras empresas que en tu marca pueden encontrar confianza, seguridad y comodidad.

Recuerda que el branding va más allá de generar visibilidad de marca, busca convertir las transacciones en relaciones de largo plazo entre las empresas, creando preferencia y lealtad a la marca. Una vez logras una relación basada en la confianza con una empresa, el precio no será más ese camino, tan común en B2B y agobiante, para ganarte nuevos negocios.

3. ¡Cuida tu marca y tu propuesta de valor!

Si cuidas que tu marca cumpla con lo que promete, garantizas que tenga buena reputación y generas confianza, -demostrando trayectoria en el mercado, clientes con los que has trabajado y las alianzas más importantes-, estarás facilitando próximas ventas, y apalancando el desarrollo del negocio. En B2B, las empresas buscan las mejores ofertas, pero por mejores ofertas no nos referimos solo a las cotizaciones más bajas, es aquí cuando nos referimos a tu propuesta de valor.

Y ahora, ¿ya sabes qué tienes para ofrecerle a otras empresas en tus negociaciones, además de una cotización? Si no tienes un branding poderoso, quizá estás condenado a depender de la guerra de precios en el mercado. Aquí te compartimos un caso de éxito donde el desarrollo de una marca superior y fuerte es clave para el cierre de grandes negocios.